lunes, 1 de agosto de 2016

Opinemos con pruebas

Después de un parón sin escribir ni aportar post alguno acerca de la actualidad racinguista, me propongo, eso sí, poco a poco, volver a retomar lo que para mi es un auténtico placer.

Estamos asistiendo en los últimos días al inicio de la pretemporada o, mejor dicho, de la temporada en sí por parte de nuestro querido Racing. Nuevo proyecto, encabezado por un técnico nuevo aunque buen conocedor de lo que rodea al racinguismo, y nuevos jugadores. Unos abandonaron el Club por cuestiones técnicas, otros por motivos personales. El caso es que se está empezando a construir el Racing de la temporada 2016/17. Y lo cierto es que se percibe en los mentideros racinguistas un cierto ambiente de pesimismo. Parece ser, y utilizo esta expresión ya que no coincido con el sentir mayoritario, que los fichajes no son muy del agrado del aficionado cántabro o no tienen el caché suficiente para jugar en el Racing de Santander.


En mi opinión, creo que no somos conscientes de donde estamos. Seguimos viviendo del pasado y de una supuesta grandeza que el Racing dejó atrás hace ya unos cuantos años. Todos queremos remontar y volver al lugar que nos corresponde, pero hemos de ser coherentes y ver que estamos jugando la liga de Segunda División B y que los jugadores que lleguen a nuestro equipo, lo harán desde unas categorías acordes a lo que nos corresponde. No podemos optar a disponer de jugadores de segunda división, sobre todo, por cuestiones económicas.

Debemos aspirar a buenos jugadores de segunda B y alguno que se quede sin equipo en la división de plata. Jugadores como Córcoles, César Díaz, Héber Pena, Aquino o Castañeda, son jugadores de un nivel Racing en segunda B. Lo más probable es que poca gente hayamos visto jugar a alguno de ellos, por lo que debemos confiar en el conocimiento de la categoría de Ángel Viadero y en su capacidad para conseguir armar un equipo competitivo que opte al ascenso.


 Opinar es libre, pero hacerlo sin conocimiento es un grave error. Cuando avance la temporada y veamos que esos jugadores no están rindiendo de la forma correcta es cuando podemos opinar con conocimiento de causa. Sólo eso. Opinar con pruebas.

domingo, 15 de mayo de 2016

Objetivo conseguido

Por fin acabó la liga regular y lo mejor de todo es que nuestro Racing finaliza como campeón del grupo primero de la Segunda División B española. Sobre este resultado no hay ningún tipo de refutación. El objetivo debía ser ese y se consiguió. A un lado deben quedar las formas en las que nuestro Racing ha conseguido este resultado. Lo importante era quedar primeros y lo hemos conseguido.

Lejos queda ya el dubitatibo arranque liguero del conjunto cántabro, la sanción que interpuso la FIFA y que posteriormente retiró y las múltiples oportunidades que el Racing de Ferrol nos dio para conseguir la primera plaza antes de esta última jornada.

Ahora bien, merece una reflexión aparte, y creo que todo el racinguismo lo debe de hacer. Bajo mi punto de vista, el Racing es un equipo muy serio, solvente y con bastante paciencia para dejar pasar el tiempo de los partidos. Como aficionado, sufrimos demasiado y tengo la convicción de que los últimos partidos en casa nos podríamos haber ahorrado mucho sufrimiento en las segundas partes de El Sardinero. Tenemos calidad, jugadores y capacidad para resolver los partidos por la vía rápida. Soy resultadista y he criticado mucho el juego del equipo. Los resultados han llegado, el juego puede ser mejorable pero ahora solo hay un objetivo y es el ascenso.

Los jugadores del Racing celebran el primer puesto. El Diario Montañés

Comienza la segunda parte de la temporada. Una segunda parte que, esperamos todos, debe ser corta. El play-off final debe poner de manifiesto la solvencia del equipo. Nos ha costado llegar hasta aquí. Muchos no pensábamos que se podía conseguir. Una vez hecho, ahora falta rematar y en esta fase de la temporada, el sufrimiento para todos será mayor. Llega el momento de la verdad

sábado, 20 de febrero de 2016

Se nos va un trocito de racinguismo

Hoy es un día muy triste para el racinguismo. Se marcha uno de los nuestros, una de las personas que más felices hizo a la afición del Racing. Y, creo, que hoy a todos se nos ha escapado un trocito de nuestro corazón racinguista.


Con Nando Yosu tengo dos experiencias personales. Recuerdo que conocí a Yosu gracias a mi padre. Y recuerdo que yo era un niño. También recuerdo que Nando regresaba al Racing después de una larga andadura entrenando por el sur de España y en la que las penurias económicas y los problemas institucionales habían sido una constante. Mi padre me hablaba muy bien de él y siempre me lo mostró como un gran racinguista. Cuando conocí a Nando, le miraba con admiración, desde la perspectiva de un niño que ve ante sí a un mito y tengo que decir que tan solo le conocía por tantas y tantas referencias que mi padre me había dado. Y tengo ese momento grabado en mi memoria porque años después, cuando Yosu se hacía cargo del equipo con la misión de evitar el descenso, recordaba una y otra vez el día que lo conocí.


La segunda experiencia que tuve con él fue en un partido en Bilbao. Yo había ido hasta la ciudad vizcaína con un compañero de clase. Era la temporada 97/98 y el Racing había recurrido por segunda vez a Yosu para intentar reconducir al equipo. Recuerdo como mi amigo y yo fuimos a la zona de vestuarios del viejo San Mamés a esperar la llegada del equipo. Cuando llegaron, fueron bajando los jugadores, Correa, Txema, Bestchastnyk, Merino… y por último, bajaba Nando, con la sencillez de siempre. Me acuerdo cómo le llamé: “Nando”, le dije, a lo que el míster del Racing, se giró y me miró, sin tener ni idea de que en un momento de nuestro pasado nos conocimos. Yo le volví a decir “Hay que ganar hoy”, a lo que Nando me respondió con gesto serio y abriendo los brazos en un intento desesperado de complacerme. Ese partido finalizó con la victoria del Athletic por cuatro goles a tres y el Racing estuvo a punto de ganar ya que en el minuto 80, ganaba por dos goles a tres.


Siempre recordaré, al igual que varias generaciones de racinguistas, a una persona que contribuyó a que el Racing se hiciera cada vez más grande, despertando en todos una figura de miticismo e historia. Se va alguien muy grande. Alguien que permanecerá siempre en nuestra memoria y en nuestro corazón racinguista.

lunes, 1 de febrero de 2016

Resumen del partido Logroñés 1-Racing de Santander 1


Resumen del partido celebrado en el estadio de Las Gaunas entre la UD Logroñés y el Racing de Santander con resultado final de empate a uno.

video

domingo, 31 de enero de 2016

Jugador 74: Chili

Jugador 74:


Vicente Allende Barreda, Chili, nació circunstancialmente en París un 8 de mayo de 1968, aunque posteriormente se asentó en Cantabria. Es un auténtico goleador de categorías pequeñas, donde siempre ha dado muestras de su capacidad anotadora.
Comenzó su andadura en el Rivadedeva y la Gimnástica de Torrelavega a principos de los años 90, posteriormente se fue a Andorra para empezar a demostrar su olfato goleador en la temporada 91/92.

La temporada siguiente, la 92/93, ficha por el Racing para intentar lograr el ascenso a primera división. Chili era un jugador bajito, habilidoso y con mucho gol. En aquella época, el entrenador racinguista era Paquito, y Chili tuvo una dura competencia en la delantera, con jugadores como De Diego o Benito, que venían demostrando ser buenos delanteros, y la llegada a última hora de Michel Pineda. Aún así, Chili disputó esa temporada 18 partidos y anotó 6 goles, contribuyendo al ascenso a la primera división
A partir de entonces, Chili permaneció dos temporadas más en el Racing, pero las dificultades para encontrar minutos eran cada vez mayores. En su debút en primera división, juega 13 partidos y marca tres goles. La temporada siguiente, la 94/95, Chili apenas disputa 5 partidos y abandona el equipo ante la imposibilidad de jugar partidos. En total disputa 38 partidos y marca 10 goles.
Goles de Chili en el Racing
Tras su salida del Racing, pone rumbo a Las Palmas, donde juega en segunda división b y contribuye al ascenso del equipo a la división de plata, anotando 17 goles. Al año siguiente recala en el Racing de Ferrol, donde continúa marcando muchos goles.
Es en el año 1998 cuando Chili recala en la Gimnástica de Torrelavega, donde cerrará una carrera deportiva marcada por una palabra, el gol. En Torrelavega juega durante 6 temporadas, colgando las botas en la temporada 2002/03

viernes, 29 de enero de 2016

Sigo manteniendo la esperanza de ver al Racing de finales de 2015

Cuando comencé mi andadura en el mundo del blog, utilicé una palabra que, en mi opinión, reflejaba el sentir racinguista en aquellos momentos. La palabra era Esperanza. Escogí esa palabra porque en aquel momento concreto, creo que se iniciaba un período de cambio en el Racing, siempre a nivel de juego y resultados. Se ganaba en Guijuelo, y poco a poco se conseguí avanzar en la clasificación y también a nivel de juego. Parecía que la tendencia cambiaba y que todo volvía a la normalidad. Lo cierto es que se llegó a una racha muy buena, culminada con la victoria ante el Racing de Ferrol en el último partido del año pasado.


Varias jornadas después y con el nuevo año ya en marcha, volvemos al punto de partida. Parece como si el equipo se haya estancado y haya renunciado a ganar a los rivales por el juego. Ahora se espera al contrario, a su desgaste y a que un toque de calidad o una individualidad resuelva el problema. Pero los problemas han ido creciendo. No hay juego y los rivales parecen mejores, a pesar de contar con jugadores de un nivel bastante inferior al del Racing. No quiero, ni mucho menos, inculpar al cuerpo técnico de esta situación, pero me cuesta asimilar que hace apenas un mes el equipo consiguiera alcanzar un nivel de juego altísimo y que varias jornadas después, ese juego se haya esfumado. 

Por esa razón, creo que la esperanza debe estar en algún sitio, no muy alejada del entorno racinguista. Espero que vuelva y que vuelva pronto porque la liga empieza a tener partidos importantes entre rivales importantes que pueden marcar el desarrollo de la competición. Uno de esos partidos es el del domingo en Logroño. El Racing ha demostrado ante rivales difíciles y de la parte alta de la tabla que era solvente y duro de batir. Cierto que esas características se plasmaron en el momento de la buena racha y esa racha parece que nos ha abandonado. Por eso es buen momento para que la Esperanza aparezca el próximo domingo y que todo lo que envuelve al equipo racinguista sea capaz de encauzar todo lo que se había conseguido. 


No va a ser fácil, el rival es muy complicado pero la plantilla del Racing está preparada para jugar este tipo de partidos, en los que hay que sufrir y en los que la concentración, la entrega y la lucha deben estar más presentes que nunca. Al menos yo, sigo teniendo la esperanza necesaria para ver al equipo recuperar su mejor juego. Quizás el hecho de enfrentarte a equipos con los que existe una clara superioridad, al menos sobre el papel, debilita mentalmente al equipo. Quiero ver al Racing grande ante equipos grandes. Lo vimos contra el Racing de Ferrol. Por qué lo podemos ver ante el Logroñés. Esperanza.

jueves, 28 de enero de 2016

Análisis de la Unión Deportiva Logroñés: un equipo muy sólido

La Unión Deportiva Logroñés se presenta esta temporada con un objetivo claro, que no es otro que intentar lograr el ascenso a la segunda división. Tras varios intentos y con la presencia de un entrenador que se conoce a la perfección la categoría, parece que esta año puede aspirar a cotas mayores.

Si nos atenemos a su historia, podemos decir que es un equipo de muy reciente creación. De todos es sabido los problemas que ha tenido Logroño a cuenta de su equipo de fútbol, primero con la desaparición del histórico Club Deportivo Logroñés, el cual militó durante varias temporadas en la primera división española y, posteriormente, por la falta de acuerdo en la refundación del club, que llevó a tener a dos equipos con casi el mismo nombre y militando en la misma categoría. Lo cierto es que este UD Logroñés nació en el año 2009, a partir del ascenso a la segunda división de otro equipo riojano, el Varea, a quien compró la plaza en la categoría de bronce del fútbol español. A partir de ese momento, ha militado varias temporadas en esta categoría y gracias a la presencia del empresario Félix Revuelta, dueño de Naturhouse, el equipo ha recibido el impulso necesario para intentar llegar a categorías superiores. Ya la pasada temporada, el equipo que dirige Carlos Pouso estuvo cerca de llegar a la última eliminatoria de ascenso pero un lamentable arbitraje en un recordado partido ante el Huracán Valencia, les privó de lograrlo.


Por lo que respecta a esta temporada, tenemos a un UD Logroñés que se presenta segundo en la tabla clasificatoria, con 45 puntos, habiendo ganado 13 partidos, empatados 6 encuentros y perdiendo, tan solo, 3 partidos. Con estos datos, el equipo es el menos goleado del grupo, con apenas 11 goles encajados en 22 partidos.
Son datos muy buenos, que consolidan al equipo riojano en la parte alta de la tabla, que se acerca peligrosamente al todopoderoso Racing de Ferrol y que pone tierra de por medio con respecto al resto de perseguidores. Como equipo local, lo cierto es que sus números muestran lo difícil que resulta ganar en Las Gaunas ya que ha ganado cinco partidos (Compostela, Coruxo, Peña Sport, Guijuelo y Racing de Ferrol), ha empatado cuatro (Astorga, Sporting B, Cultural Leonesa y Tudelano) y tan solo ha perdido un partido (Somozas). En su estadio ha marcado 15 goles y ha encajado, tan solo, 6. Un dato muy importante es que esos seis goles los ha encajado en seis partidos diferentes, encajando como máximo un gol.
Sus datos en casa so buenos, pero lejos de estadio tampoco lo han hecho nada mal, ya que han conseguido 8 victorias, dos empates y tan solo dos derrotas. Ha marcado 15 goles a favor y tan solo ha encajado cinco.
Sin duda, el conjunto riojano presenta unos datos a tener muy en cuenta, que dan muestra de su fortaleza defensiva y de su capacidad y efectividad en la punta de ataque donde, sin duda, ha contribuido a ello los 10 tantos anotados por su delantero Pere Milla. Al delantero catalán, hay que añadir la presencia de tres jugadores cántabros en su plantilla: Alex Santelices, Borja García y Adrián León.
Pere Milla es el máximo goleador del equipo riojano

Con todo lo expuesto, el domingo se presenta un partido muy importante para ambos equipos y en el que el equipo santanderino se presenta con la necesidad de intentar romper rachas, ya que el Logroñés acumula 10 jornadas consecutivas sin perder, sin duda, su mejor momento de la temporada. Difícil partido para un Racing que no ha comenzado bien el año y que tiene su primera prueba de fuego para continuar con su asalto a la primera plaza. Veremos si es posible.